La primavera la tengo yo. Es mía. Nunca he pensado ni reflexionado sobre los zapatos blancos (Excepto las convers) hasta este invierno. Pero que clase de fantasía/Sueño/Horror es comprarse unas botas blancas y altas con todos sus complementos de pelo etc??? Es de la época de Power Ranger y pensé que se había quedado en eso. Pero ha llegado la Primavera, mi época en la que sale el romanticismo, las ganas de bailar bajo la lluvia en días de sol, ponerse camisetas de tiras tan sensuales, que por amor a ellas y gracias a las tendencias compro más perchas para mis amadísimas…y luego llegó Marypaz para tocarme la patatita. En esta ocasión teníamos look, lugar, fotógrafa (of course) y una idea fija del tipo de zapato que buscaba. Lo que quería era exactamente este modelo por su sencillez, elegancia y desnudez que aporta al pie y sigue al look. Pensado y encontrado. Con las fotos de Alexia y el paisaje Gallego, os dejo uno de mis looks favoritos

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *