Estoy libre y quiero sentir la arena bajo mis pies, sumergirme en medio del mar, sentir el viento por mi nuca, agua fría por mi espalda, soltarme como las carcajadas, volar como las gaviotas, deslizarme como la lluvia en verano y sonreír hasta contagiar enfermedades como la felicidad. Quiero olvidar los tacones por unos días, caminar descalza, ensuciar los pies por las aceras y volver a construir castillos de arena. Estoy libre de libros, abrigos, papeles y profes. Voy a pisar pasos de cebra, cruzar escaleras abiertas, correr detrás de gatos negros y vestirme para enamorarme cada día más de mí. Vamos hacer de este verano algo particular!
“Porque valorarse se escribe con V de Vital!”
Con V de Verano!!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *