No he nacido para peinarme, he nacido para vivir el verano, para dormir de día, guerrillear de noche y decir que al menos lo intento. Que con unos shorts me levanto, las gafas serán mi máscara y la chaqueta mi armadura protectora. Pero al llegar la noche todo baja, todo sube y todo acaba.
Lo digo en serio: dormir de día, vivir de noche > vida del seductor verano. Se nos va de las manos?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *