Soy muy reacia al look completamente negro. Sí. Pero hoy se me ha dado por ahí. Corre la época de cuando empecé a trabajar todos los días (hace unas semanas allá) y sí, vale, soy blogger y tengo que tener siempre buena presencia sobre todo en mi trabajo y mil cosas más pero soy persona. Tengo días vagos, días soñolientos y días muy perezosos. Lo reconozco. Y aunque al principio me sonaba mal despertar, estrenar falda, pillar el jersey de mi hermana, enroscarse la bufanda más calentita, entrenar pantys (aunque duela…) y tomarse un cacao con unas tostadas, zumo…no suena tan desorganizado no? Me encanta cogerle ropa a mi hermana (y viceversa, la muy…enana) es como estrenar y saber que no puedes cogerselo siempre, a ella ya le aburre ese jersey. Yo estoy enamorada. Es calentito de esos con los que pasearías días, sencillo y casi hecho para mis inviernos malos.
Hoy está siendo una mañana lenta, regla de juernes. Vámonos de terraceo abrigadas y a seguir soñando, el calor se está cargando en 3, 2,…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *