Sí, vale, me gustan las botas altas, los calcetines largoss, los vestidos cortos y los abrigos largos. Pero esta estación es la más manchadiza y la odio -con todo mi corazón- Y lloro. Muchísimo. Odio ser pequeña pero no me gusta crecer. Hay ropa que deseariamos que creciese con nosotros, porque una cosa es comprarse un vestido cortito y otra que ese vestido quede corto de mas. O no? Lleva años conmigo y le deseo lo mejor. Tocará pasarlo, de generacion en generacion, de abrazo en abrazo, de rodar con el y sentirte princesa. Es de los vestidos más preciados en mi armario. Pero lo nuestro ya no es posible, me descubre toda ante los demas y sólo puedo volver a usarlo con pantys o abrigos largos, es de manga corta y en verano ya no es posible unirnos. Se me queda pequeño este amor…. sí, esto es un adiós!

One thought on “Pequeños vestidos

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *