No es de mis chaquetas favoritas. Su estampado no me apasiona. Pero cuando al principio del invierno buscas jerseis y chaquetas gordas y encuentras bonito postureo fino…aprendes a amarla. Hoy me ha despertado la lluvia. Querida primavera, te dejo regar las flores pero si te excedes, puedes ahogarlas. Como a mi psicológicamente. Que te parece si paras??
Y me he vuelto a poner esta mano de santo con toques dulces y otros básicos. (Que vida llevaríamos sin básicos?) Y que sería del amor sin el odio? Te quiero -en mis días más frios y perezosos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *