Hace unos días en mis clases de inglés nos tocaba exponer un tema durante unos largos y nerviosos minutos y mi opción fue los eventos solidarios, la importancia que se le está dando ahora y las formas negativas y positivas que aportan a una imagen y marca. Y ahora se me viene a la cabeza que hace años mirábamos con tirria esos anuncios de “ponte el cinturón, tu seguridad es muy importante…” jajaja (que? Cantando?) hasta que nos concienciamos la mayoría, luego vino lo de no fumar en locales y que nuestra ropa lo agradeció, hasta hace poco y ahora que llega el verano llega el momento “Ponte el casco” pero algo que me llamó la atención y que pocas veces se tuvo que repetir es la acción de reunir los tapones de plástico en una sola bolsa. Es como nuestra acción buena de cada día reciclando y ayudando sobre todo a niños. Porque reconozcámoslo, cuando nos piden directamente dinero para una causa le damos muchas vueltas sobre todo a lo negativo. Para quien va? Ha sido un debate muy intenso con mis compañeros.
El pasado domingo tuvimos el placer de colaborar en un desfile solidario. Lo primero que hicieron fue explicarme que no cobraría por desfilar, ni yo ni nadie que colaborase. Inmediatamente dije que sí. Se trata de una niña con problemas de hipotomía muscular, los padres lo descubrieron hace poco, los tratamientos como siempre son hipercaros, a veces en estos casos por cuidado de la niña solo trabaja uno y no todas las asociaciones pueden echar una mano. Que levante la mano quien hubiera dicho que no?? Fue un evento con mucho mimo e ilusión, con muchas risas e inocencia, sobre todo cuando trabajas con niños. Todo es un juego, todo es una risa y con un globo se arregla el llanto de una caída. Gracias por dejarme conoceros y tener tan gran corazón

Peluquería Conchy Vázquez
Viernes os mostraré la parte más oficial del desfile, tigers!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *