Es de esos días en los que cogemos con velocidad esta sensación de verano, es martes y sigue en mi el cansancio de la fiesta de este último finde. Cada vez más, cada vez mejor. Suena la música, invade mi habitación y los tacones son mi aliada opción. No me apetece marcar body, quiero marcar el paso. Que flojos, que rotos y que frescos. Pero mi abuela dice que los pantalones me los puede romper ella, que perdida de tiempo gastar en ellos. Que amor, también dicen, pero lo soy? Lejos no, cuando te acercas, puedo serlo. No son  puntos, son corazones. Foto tras foto, es el único sentimiento escrito que puedo detallar. Y detallo que viva la sensación de verano, de tener calor, sentir escalofríos y seguir bailando toda la noche sin tener amanecer. Todo y más, para looks rotamente vagos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *