Quizás es de mis lugares favoritos o de mis rincones con encanto. Pueden ser esas ventanas rojas entre calles o la capacidad de hacerme soñar con mi propia casa con personalidad.
Buenos días tardes y noches pequeños. No es que tenga esto abandonado, es que cambié por completo de trabajo y los horarios son revolución para actualizar, aunque me lo estoy pasando pipa. Estoy bastante a gusto y va ser un verano grande entre esas paredes. Son etapas, son versos y son lineas escritas pero cada vez me siento mejor, estoy mejor y eso se debe a cada elección. Como las tendencias, si se llevó y no se lleva pero te sienta bien, por qué no? Que vivan los pantalones cagados que junto a las bailarinas puntiagudas parezco recién salida de la india, que viva el rojo rozando la piel por la mañana.

Un poco de amor.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *