mochila

mochila mochila

Hace algo más de 1 añito que comencé a tomar conciencia de lo que necesitaba mi cuerpo. Me paso el día de pie y mis piernas lo sufren.
Además de medidas en ropa, como la eliminación casi completa de pantalones pitillo y comprar mejores sujetadores deportivos -que de verdad sujeten-, me sumé al gimnasio con electro estimulación. Por tiempo –que casi no tengo- aunque en año y medio sí que he notado resultados. Los tengo.
Y si con algo como el electro se usa ropa especial, para nuestro trote diario también. Si sumas caminatas y carreras, no esperes a que el cuerpo te lo haga sentir. Que camine todo el día no significa que al llegar a casa me pueda apalancar en el sofá.
Me cambio de pantalones a unas mallas deportivas, las converse por unas zapatillas con buena amortiguación, el bolso por mi mochila nueva de Hunkemöller y me coloco los cascos.
Sabéis algo guay? Hunkemöller ha sacado esta mochila todoterreno; me la puedo llevar al trabajo por lo trendy y rosa que es, me la puedo llevar de caminata por lo (nada) que pesa y me la puedo llevar al gimnasio porque con un leve click cambio su formato.
Tiene el tamaño perfecto, mejor que la que usaba habitualmente, ni demasiado grande ni pequeñita. Me entra la toalla, unas deportivas, la ropa del gimnasio, un pequeño neceser y aún queda espacio.
Este domingo no he podido esperar a estrenarla, hasta mi padre me ha preguntado por ella.

mochila mochila mochila mochila mochila mochila mochila

Att, AC.

4 thoughts on “Una mochila Hunkemöller todoterreno

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *