12.10.18, 12:15

Es viernes, festivo, me visto de negro para quedar con las niñas y trabajar. Sesión acabada y sé que me toca. Me toca volver a mirar a cámara, y sabes qué? Pertenezco al grupo de mujeres que visten de negro, sin estra de luto, del elegante y fácil.

Cada una de estas prendas son mis favoritas: El clásico vestido corto/Camiseta larga negro que me pongo por casa descalza  así; unos pantalones bombachos nen negro muy marruecos super flojillos, cintura ancha y ajustados en los tobillos, ese elástico chulo; una bata que como vestido anuda pero que nunca uso como tal.Y sabes qué? No soy de lunares, nada, los odiaba pero si eres consumidora de tendencias sabes que alguna excepción siempre hay. Ésta es la mía, lunar pequeño y negro; Las gafas en leopardo y las babuchas de los pies, negro again.

Y nos vamos, hemos acabado, con lo de ellas y con lo mío. Recogemos todo y nos ponemos manos a la obra para disfrutar del día libre, del mal tiempo levantado y de como nos da en la cara, que nos hace dar vueltas y volar.

  • Una vez, en un video escuchaba como una chica decía que nosotros mismos decidíamos si sufrir o ser felices, que puedes comerte una sopa fría de malas, decidir calentarla o degustarla en frío.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *